Desde el 1 de julio de 2015, la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) determinó que todos los sectores de la economía argentina, excepto los monotributistas de categorías bajas, debían pasar al régimen de facturación electrónica.

A más de un año de la nueva resolución, muchas empresas todavía estudian el proceso y consultan la internet para resolver sus dudas. Aca te dejamos una pequeña guía para que conozca más sobre el régimen de facturación electrónica argentina:

Objetivos de la Resolución General 3749

  • intensificar el uso de herramientas informáticas
  • optimizar funciones de fiscalización de los gravámenes a su cargo
  • luchar contra la evasión fiscal mediante la utilización de facturas apócrifas

¿Quiénes se deben adherir a la facturación electrónica?

Todos los responsables inscriptos en IVA excepto los monotributistas con categoría inferior a “H”.

¿Qué sectores económicos están obligados a pasar al régimen?

Algunos de los sectores obligados son:

  • comercio exterior
  • servicios inmobiliarios
  • grandes contribuyentes individuales
  • servicios empresariales

¿Cómo se pueden emitir las facturas electrónicas?

Las facturas electrónicas se pueden emitir con un software contable o desde la página del organismo www.afip.gov.ar ingresando la Clave Fiscal.

¿Cuáles son los comprobantes alcanzados?

Facturas y recibos clase «A», «A» con la leyenda «PAGO EN C.B.U. INFORMADA» y/o «M», de corresponder.

  • Notas de crédito y notas de débito clase «A», «A» con la leyenda «PAGO EN C.B.U. INFORMADA» y/o «M», de corresponder
  • Facturas y recibos clase «B»
  • Notas de crédito y notas de débito clase «B»

Según la Resolución General 3749, con la facturación electrónica, no sólo se intenta establecer políticas públicas que mejoren la distribución del ingreso, también, se apunta a generar un nuevo hábito en la sociedad, para mejorar nuestra conducta con el medio ambiente y favorecer el uso el uso de la tecnología ad hoc, para promover la investigación y desarrollo de nuevos softwares administrativos conectados a la nube.